Skip to content
Tipos Clasificación

Cuáles son los 7 tipos de argumentos que debes conocer

Tipos de argumentos

La argumentación es el tipo de comunicación más importante en el mundo académico y profesional. Utilizado de manera efectiva, es la forma en que las ideas se debaten y se comparten en las comunidades discursivas. Hay distintos tipos de argumentos para cada situación.

Una de las invenciones más importantes de la humanidad es el lenguaje. El lenguaje que utilizamos para comunicarnos tiene muchos otros beneficios además de la mera conversación. Los tipos de argumentos necesitan del lenguaje. Cualquier idioma es útil para hacer declaraciones, emitir comandos, hacer preguntas, ofrecer explicaciones, hacer bromas y hacer muchas otras cosas más.

Para agregar, la formación de argumentos es también uno de los usos especializados del lenguaje en el que conversamos. Lógicamente hablando, un argumento es una oración declarativa significativa que apoya otra oración significativa para formar la conclusión. Pero, ¿sabías que hay diferentes tipos de argumentos? Cada uno tiene su propio uso especial, fortalezas y debilidades.

Diferentes tipos de argumentos

Tipos de argumentos
Tipos de argumentos

La función de la argumentación es defender una opinión y además convencer al receptor de que su opinión es válida. Para lograr esto se utiliza la comunicación lógica, dialéctica y retórica. Es por eso que hay diferentes tipos de argumentos según su objetivo.

Argumento deductivo

El tipo de argumento más interesante y probablemente el más poderoso es el argumento deductivo. Éste  proporciona una prueba convincente de sus conclusiones. Esto se hace presentando todas las evidencias y razonamientos de apoyo para las premisas e inferencias. Además, si las premisas son verdaderas, la conclusión, de cualquier manera, también debe ser cierta.

Por ejemplo: “Todas las ballenas son mamíferos, todos los mamíferos respiran aire, por lo tanto, todas las ballenas respiran aire”. Sin embargo, los argumentos deductivos tienen una limitación. Estos argumentos carecen de evidencia más allá de lo que está contenido en las premisas donde algunos argumentos requieren la inclusión de inferencias también.

Argumento inductivo

La limitación del argumento deductivo se cumple mediante el argumento inductivo. Estos tipos de argumentos son aquellos en el que se supone que las premisas apoyan la conclusión de modo que la conclusión es probable que sea verdadera si las premisas son verdaderas.

Por lo tanto, los argumentos inductivos son más débiles que los argumentos deductivos ya que solo son plausibles y no confirmatorios. Por ejemplo: “Cada cuervo que he visto ha sido negro, por lo que probablemente todos los cuervos sean negros”.

Argumento inductivo
Argumento inductivo

Argumento por analogía

A menudo ocurre que razonamos algo sobre lo que no sabemos, sobre la base de otra evidencia, que conocemos mejor. En tales circunstancias, se nos ocurren argumentos que caen bajo la categoría de argumentos por analogía.

Similar a los argumentos inductivos, estos argumentos solo dan un resultado probable o conclusiones probables. Un ejemplo de argumento por analogía es: “En mi automóvil, la palanca de la izquierda opera las luces de señal, por lo tanto, es probable que la palanca izquierda opere las señales en este automóvil alquilado”.

Argumento del signo o indicio

Cualquier cosa que sea indicativa de una ocurrencia de una situación o condición, basada en alguna otra característica observada que concluya la presencia de las premisas, se conoce como argumento del signo o indicio.

Ejemplo de estos tipos de argumentos: “Acá hay algunos rastros de oso en la nieve; por lo tanto, un oso pasó por aquí “. Esta oración indica que probablemente un oso pasó por la pista debido a la presencia de las marcas de oso.

Argumento por probabilidad

Para este tipo de argumentación se utiliza la probabilidad para demostrar un hecho. Se necesita tener mucha información para poder sacar conclusiones válidas. Se utilizan herramientas de estadística como fuente lógica.

Argumento Abductivo

El argumento abductivo llega a una conclusión que no está basado de un modo riguroso por las premisas de las que parte. Pero esta conclusión, si es verdadera, es lo que mejor explica la unidad en las premisas. Por lo tanto se dice que la conclusión es la base para este tipo de argumentos.

Por ejemplo: El papá de Carlos le encargo que lavara los platos mientras él estaba en el trabajo. Cuando regreso a casa, encontró que los platos seguían sucios. Carlos soltó el control de su videojuego y le explico que un ladrón entro a la casa y ensucio de nuevo todos los platos.

El pade de Carlos concluye, utilizando un argumento abductivo, que su hijo no lavo los platos por estar jugando. ¿Por qué? Porque la teoría del ladrón que ensucio los platos abre muchas preguntas: ¿Por qué un ladrón se metió a utilizar la cocina? ¿Por qué el ladrón no se llevó la consola de videojuegos? ¿Por qué Carlos no llamo a la policía? ¿Porqué luce tan tranquilo?

Argumento Conductivo

En el argumento conductivo se comparan fuentes que apoyan o niegan una conclusión. Se suele usar analizando los pro y los contras. Es muy útil para decidir qué es mejor o peor según la situación. Se suele utilizar en la vida diaria al hacer elecciones, como por ejemplo: ¿Me conviene cambiar de trabajo? Son tipos de argumentos que conducen a una acción.

La importancia de un texto argumentativo

Texto argumentativo
Texto argumentativo

Los argumentos se originan a partir de reclamos, que son declaraciones que deben defenderse. La evidencia de un reclamo incluye los hechos o datos específicos sobre los cuales se basa el reclamo. Los tipos de argumentos efectivos apoyan los reclamos generales con evidencia específica: hechos y ejemplos, cifras y estadísticas, fuentes y autoridades. Un argumento razonado es aquel que intenta convencer a los lectores mediante el uso de dos formas comunes de razonamiento: la inducción y la deducción.

La inducción es la elaboración del significado al considerar instancias específicas. Algunos consejos para la aplicación de inducción:

  • Usa tipos de argumentos inductivos para resolver problemas.
  • Usa el conocimiento como una clave para el argumento.
  • Aprende a formar conclusiones plausibles.
  • Recuerda que los argumentos a menudo tienen dos o más lados.
  • El argumento deductivo es la aplicación de una verdad general a un caso específico para llegar a una conclusión. El razonamiento deductivo procede a través de un silogismo.

Hay dos variaciones de argumento:

  • Argumento de la autoridad.
  • Argumento de testimonio o experiencia personal.

Argumentar desde la autoridad significa citar o citar a alguien que se considera una autoridad en un tema determinado. En el testimonio, decimos que algo nos sucedió y que este hecho demuestra un punto que deseamos hacer en una discusión o que demuestra un argumento completo.

Para escribir un texto argumentativo se debe observar la siguiente lista de verificación:

  • Elija un tema limitado que pueda argumentar bien.
  • Elija un tema que se pueda debatir
  • Un buen argumento considera evidencia contraria.
  • Un buen argumento se lleva a cabo en un tono cortés.
  • Evite el razonamiento falaz.

Las falacias pueden ser:

  • Discusión de causa a efecto
  • Generalización a partir de muy poca información
  • Razonamiento inapropiado
  • Discutir por asociación
  • Atacar el pensamiento opuesto
  • Cambiar el significado de un término clave
  • Dar falsa alternativa, analogía o causa
  • Conclusión irrelevante
Cuáles son los 7 tipos de argumentos que debes conocer
4.2 (84%) 5 votes