Skip to content
Tipos Clasificación

Cómo es la clasificación de los bienes: ¡conoce los distintos tipos!

Clasificación de bienes

La clasificación de los bienes es uno de los temas que ha generado muchas discusiones entre los estudiosos del derecho, en efecto, se han propuesto variadas formas de clasificación.

En la mayoría de legislaciones del mundo los bienes han sido clasificados de acuerdo a sumovilidad, materialidad, consumibilidad, fungibilidad, divisibilidad y actualidad.

Al clasificar los bienes en muebles e inmuebles, debe tenerse en cuenta, que son muchísimas las características que podemos descubrir en los bienes. Si van a ser las características naturales las que nos van a servir de patrón de juego no tendríamos porque preferir un criterio natural sobre otro.

Muebles e inmuebles

El criterio de la movilidad es posiblemente el más recurrente criterio de clasificación de bienes se basa en la propia naturaleza de las cosas y en agrupar a los bienes en la medida que estos sean susceptibles de ser trasladados o no.

A partir de esta clasificación se establecen formas de transferencia distintas para cada grupo, plazos de prescripción
distintos, garantías reales distintas, entre otras consecuencias.

Clasificación de los bienes
Clasificación de los bienes

Esta clasificación que viene desde Roma, ha sufrido múltiples transformaciones para intentar adaptarla a las necesidades actuales. Así, el criterio de la movilidad ha sido desbordado por la realidad económica, en ese sentido, y en tanto las normas referidas a los inmuebles se habían hecho pensando en bienes de mayor valor.

Se empezó a considerar como inmuebles a bienes a los que por su naturaleza les correspondía ser mueble. Pero eso no es todo, un hecho que cuestiona directamente la vigencia de la clasificación de los bienes en muebles e inmuebles, es el auge que actualmente han adquirido los bienes incorporales, los que por ello no pueden ser privados de protección legal.

Sin embargo, es claro que cuando nos referimos a bienes incorporales la clasificación de éstos en muebles e inmuebles es inadecuada en tanto que la movilidad es solo una característica de los bienes corporales.

Otro problema de esta clasificación, es que pese a las licencias que el legislador se permite, hoy la movilidad de un bien no guarda relación con su costo. En consecuencia, en muchos casos se aprecian mayores coincidencias entre bienes que pertenecen a categorías distintas.

Por otro lado, existen otros inmuebles, que no son tales en razón de su naturaleza como los muebles que se convierten en inmuebles al estar en relación de accesoriedad con un inmueble principal o los derechos que recaen sobre inmuebles.

En consecuencia, estas flexibilizaciones han hecho que esta separación tenga, actualmente, sólo un valor nominal, pues los bienes no se estarían clasificando realmente en bienes muebles e inmuebles.

Registrables y no registrables

De acuerdo a esta propuesta se deben clasificar los bienes en relación a la forma de publicitar los derechos que recaen sobre ellos.

Clasificación de los bienes
Clasificación de los bienes

Uno de los requisitos con los que debía cumplir un sistema de clasificación, realmente eficiente era el de permitir la seguridad de las transacciones que se den en el mercado; siguiendo esta óptica, adecuado es que se clasifique a los bienes según la forma de publicitación que estos permitan.

Así, no tendrán relevancia las características naturales de los bienes, el derecho las agrupará en virtud de la regulación legal que sea necesaria en cada caso. En ese sentido, será mas importante saber si estos bienes son susceptibles de ser registrados o no, y no otro tipo de características.

Las ventajas de regular el criterio de clasificación de los bienes en registrables y no registrables de la siguiente
manera:

  • Se evitaría distorsionar ficticiamente la condición esencial de cada objeto de derecho.
  • Se evitaría clasificar por la fuerza a bienes que no son ni muebles ni inmuebles.
  • Las normas sobre transferencia de propiedad cubrirían los vacíos que actualmente para transmitir bienes inmuebles no registrados y bienes muebles registrados.
  • La prenda sería una garantía utilizada en base a la desposesión, y la hipoteca se constituiría en base al registro, desapareciendo la anticresis y la llamada prenda con entrega jurídica.

Por último, parece ser más conveniente dividir los bienes en registrados y no registrados en vez de registrables y no registrables. En donde el registro no ha llegado a todos los bienes registrables, las normas referidas a estos bienes, (aún no inscritos) no pueden suponer la utilización inmediata del registro como mecanismo de oponibilidad de derecho.

Cómo es la clasificación de los bienes: ¡conoce los distintos tipos!
4 (80%) 7 votes