Skip to content
Tipos Clasificación

La clasificación de los carbohidratos: ¡Conoce los 7 tipos!

Clasificación de los carbohidratos

La clasificación de los carbohidratos se da según la cantidad de cadenas de carbono. Los carbohidratos se encuentran en todos los organismos vivos y se consideran moléculas orgánicas esenciales.

Todos los carbohidratos provenientes del proceso de fotosíntesis, representan la mayor parte de la sustancia orgánica en la Tierra. Son los componentes orgánicos más abundantes en las frutas, verduras, legumbres y granos de cereales.

Llevan a cabo muchas funciones en todos los seres vivos y son la principal fuente de energía en una dieta. Finalmente, proporcionan sabor y textura en muchos alimentos procesados.

Qué son los carbohidratos

Las moléculas de alimentos con carbohidratos están formadas por carbono, hidrógeno y oxígeno.

Las moléculas se producen a través de la fotosíntesis, en la que las plantas combinan el dióxido de carbono, el agua y la energía de la luz en un compuesto con una relación de carbono, hidrógeno y oxígeno.

Para usar la energía, nuestro sistema digestivo necesita descomponer o metabolizar los carbohidratos. Cada gramo de carbohidratos tiene cuatro calorías. Si bien esto es menos que las nueve calorías de un gramo de grasa, muchas personas creen que como los carbohidratos son ricos en energía, por lo tanto contribuyen al aumento de peso.

Sin embargo, las dietas bajas en carbohidratos pueden ser peligrosas. Sin una ingesta adecuada de carbohidratos, el cuerpo recurre a descomponer los lípidos para obtener energía, en el proceso liberando sustancias que alterarán la acidez sanguínea normal.

Carbohidratos clasificación
Carbohidratos clasificación

Para una dieta saludable, alrededor del 60 por ciento de la ingesta calórica total debería provenir de los carbohidratos.

Muchos alimentos contienen carbohidratos:

  • Una rebanada de pan: 15 gramos
  • Una taza de verduras de hoja crudas: 5 gramos
  • Una manzana mediana o naranja: 15 gramos
  • Una taza de leche: 15 gramos

Clasificación de los carbohidratos

Los carbohidratos, también llamados hidratos de carbono, se definen como compuestos aldehídos o cetonas con un cierto número de grupos oxidrilos.

Muchos de ellos, pero no todos, tienen la fórmula general (CH 2 O) n (solo las moléculas con n> 4 se consideran carbohidratos); algunos, además de carbono (C), oxígeno (O) e hidrógeno (H), incluyen nitrógeno o azufre.

Sobre la base del número de unidades de formación, se pueden definir tres clases principales de carbohidratos: monosacáridos, oligosacáridos y polisacáridos.

Monosacáridos

Los monosacáridos o azúcares simples están formados por una sola unidad poli-hidroxi-aldehido o cetona. El monosacárido más abundante es la D-glucosa, también llamada dextrosa.

Oligosacáridos

Los oligosacáridos están formados por cadenas cortas de unidades de monosacaridos (de 2 a 20) unidas una a la otra por límites químicos, llamados límites glicosídicos. Los oligosacáridos más abundantes son los disacáridos, formados por dos monosacáridos. En la dieta humana, los más importantes son la sacarosa (azúcar de mesa común), la lactosa y la maltosa.

Dentro de las células, muchos oligosacáridos formados por tres o más unidades no se encuentran como moléculas libres, sino que se unen a otros, lípidos o proteínas, para formar glicoconjugados.

Clasificacion de los carbohidratos
Clasificacion de los carbohidratos

Polisacáridos

Los polisacáridos son polímeros que consisten de 20 a 10 7 unidades de monosacáridos. Se diferencian entre sí por los monosacáridos que hay en la estructura, por la longitud y el grado de ramificación de las cadenas o por el tipo de enlaces entre las unidades.

Mientras que en el reino vegetal hay varios tipos de polisacáridos, en los vertebrados solo hay un pequeño número.

Los polisacáridos están definidos homopolisacáridos si contienen solo un tipo de monosacárido como almidón , glucógeno y quitina.

Los heteropolisacáridos, en cambio, contienen dos o más tipos diferentes (por ejemplo, ácido hialurónico).

Clasificación de los carbohidratos según su fisiología

Sobre la base de su grado de polimerización, los carbohidratos se pueden clasificar como:

Carbohidratos simples

Los carbohidratos simples se componen de azúcares de una sola unidad llamados monosacáridos y disacáridos. La glucosa y la fructosa son ejemplos de monosacáridos comunes.

Los carbohidratos simples se digieren fácilmente y se convierten rápidamente en azúcar en el torrente sanguíneo. Esto puede causar problemas para las personas con diabetes.

Si tiene diabetes, debe tener cuidado ya que los carbohidratos, especialmente los simples, pueden elevar el nivel de azúcar en la sangre muy rápidamente.

Los ejemplos de carbohidratos simples incluyen frutas, miel, jugo y dulces.

Carbohidratos clasificación
Carbohidratos clasificación

Carbohidratos complejos

Los carbohidratos complejos (o polisacáridos) se construyen a partir de azúcares de una sola unidad unidos en largas cadenas.

Hay dos tipos de carbohidratos complejos que son particularmente importantes para la nutrición:

  • Almidón: el almidón es un polisacárido que las plantas usan para almacenar energía. Es el principal constituyente de carbohidratos complejos en la dieta humana. Ejemplos de alimentos con almidón incluyen papas, arroz y pasta.
  • Fibra dietética: la fibra dietética se encuentra en las plantas como celulosa, pectina y lignina. Como sus enlaces rígidos son resistentes a las enzimas digestivas, pasan a través del sistema digestivo intactos. La fibra es extremadamente importante para mantener una buena salud.

Clasificación de los carbohidratos (fines energéticos)

Una clasificación adicional sienta las bases sobre la posibilidad de ser utilizado directamente con fines energéticos. Esto clasifica a los carbohidratos en:

Disponibles

Como glucosa, fructosa, galactosa entre monosacáridos. Sacarosa, lactosa, maltosa y maltodextrina entre oligosacáridos. Almidón y glucógeno entre polisacáridos.

No disponibles

Como xilosa (monosacárido), lactulosa y rafinosa (respectivamente di y trisacáridos), fibra (celulosa, hemicelulosa, lignina, pectinas, etc.) y almidón resistente o no digerible (polisacáridos). Este tipo de carbohidratos si son ingeridos, no son digeribles ni absorbibles y serán fermentados por la flora intestinal con la liberación de ácidos grasos de cadena corta y, por lo tanto, produciendo algo de energía.

Funciones de los carbohidratos

Los carbohidratos se usan como material para almacenamiento y producción de energía. El almidón y el glucógeno, tanto en plantas como en animales, son carbohidratos almacenados a partir de los cuales se puede movilizar la glucosa para la producción de energía.

La glucosa puede suministrar energía tanto para alimentar la síntesis de ATP (ATP, la fuente energética de la célula, tiene dentro de un azúcar fosforilada) como para reducir la potencia como NADPH.

Carbohidratos
Carbohidratos

Cabe señalar que la glucosa, utilizada como fuente de energía, quema sin producir desechos metabólicos, se convierte en CO2 y agua y, por supuesto, libera energía.

Los monosacáridos suministran 3.74 kcal/g, disacáridos 3.95 kcal /g, mientras que el almidón 4.18 kcal/g; en promedio se aproxima a 4 kcal g.

Los carbohidratos ejercen una acción de ahorro de proteína. Si está presente en una cantidad adecuada en la alimentación diaria, el cuerpo no utiliza proteínas con fines energéticos, un combustible poco conómico y contaminante, ya que tendrá que eliminar el nitrógeno (amoníaco) y el azufre presente en algunos aminoácidos.

Su presencia es necesaria para el metabolismo lipídico normal . Hace más de 100 años, Pasteur dijo: “Las grasas se queman en el fuego de los carbohidratos”. Esta idea continúa recibiendo confirmaciones de los recientes estudios realizados por la ciencia. Además, el exceso de carbohidratos se puede convertir en ácidos grasos y triglicéridos (procesos que ocurren principalmente en el hígado).

La glucosa es indispensable para el mantenimiento de la integridad del tejido nervioso (algunas áreas del sistema nervioso central solo pueden usar glucosa para la producción de energía) y los glóbulos rojos.

Hay dos azúcares, ribosa y desoxirribosa, que son parte de la estructura portadora, respectivamente del ARN y el ADN, y obviamente también se encuentran en la estructura nucleotídica.

La importancia de los carbohidratos

La clasificación de los carbohidratos también se hace según su función. Hay carbohidratos que participan en procesos de desintoxicación. Por ejemplo, a nivel hepático, el ácido glucurónico, sintetizado a partir de glucosa, se combina con sustancias endógenas, como hormonas, bilirrubina, etc., y sustancias exógenas, como toxinas químicas o bacterianas o fármacos, haciéndolos atóxicos, aumentando su solubilidad y permitiendo su eliminación.

Tipos de carbohidratos
Tipos de carbohidratos

También se encuentran vinculados a muchas proteínas y lípidos . Dentro de las células, actúan como señales que determinan el destino metabólico o la localización intracelular de las moléculas que están unidas.

En la superficie celular su presencia es necesaria para procesos de identificación entre células involucradas. Por ejemplo, en el reconocimiento entre espermatozoides y el óvulo durante la fertilización. En el retorno de linfocitos en los ganglios linfáticos de procedencia o en la adhesión de los leucocitos a los labios de la lesión de un vaso sanguíneo.

Hay dos homopolisacáridos, celulosa (el polisacárido más abundante en la naturaleza) y quitina (probablemente, junto a la celulosa, el segundo polisacárido más abundante en la naturaleza), sirven como elementos estructurales, respectivamente. Están en las paredes celulares de las plantas y exoesqueletos de casi un millón de especies de artrópodos (por ejemplo, insectos, langostas y cangrejos).

Los heteropolisacáridos proporcionan soporte extracelular para organismos de todos los reinos. En bacterias, la capa rígida de la pared celular está compuesta en parte por un heteropolisacárido que contiene dos unidades de monosacáridos alternativos.

Mientras que en animales el espacio extracelular está ocupado por varios tipos de heteropolisacáridos, que forman una matriz con numerosas funciones. Estas funciones son: mantener juntas las células individuales y proporcionar protección, soporte y forma a las células, tejidos y órganos.

Beneficios de la Fibra

La fibra también entra dentro de los carbohidratos. Algunos beneficios de la fibra incluyen:

  • Regulación del azúcar en la sangre: la fibra ralentiza la digestión de otros alimentos mientras se consume y ayuda a prevenir grandes cambios en el azúcar en la sangre.
  • Disminución del colesterol en la sangre: la fibra une los ácidos grasos y el colesterol en grandes racimos de los que su cuerpo puede deshacerse con mayor facilidad.
  • Promoción de la salud intestinal: la fibra ayuda a la digestión y ayuda a prevenir el estreñimiento y las hemorroides regulando los movimientos intestinales.
Carbohidratos clasificación
Carbohidratos clasificación

Los alimentos ricos en fibra incluyen frutas, verduras, granos integrales, salvado de avena y frijoles.

Sin embargo, hay que tener cuidado con los productos de granos procesados. El pan blanco y las pastas blancas se han procesado, o “refinado”.

De modo que los granos se han despojado de sus cáscaras fibrosas. Pueden estar “enriquecidos” o “fortalecidos”, pero estas palabras son engañosas. Cuanto más refinada es la comida, menos fibra contiene.

Lo ideal es comer al menos 20 gramos de fibra al día.

Los alimentos con alto contenido de fibra incluyen:

  • Guisantes partidos, una taza: 16 gramos
  • Alubias rojas hervidas, una taza: 13 gramos
  • Espagueti de trigo integral, una taza: 6 gramos
  • Brócoli hervido, una taza: 5 gramos
  • Pera mediana, con piel: 5 gramos
  • Manzana mediana, con piel: 4 gramos
  • Rebanada de pan integral: 2 gramos