Skip to content
Tipos Clasificación

Conoce la clasificación de los derechos humanos [COMPLETA]

Clasificación de los derechos humanos

La clasificación de los derechos humanos comprende diferentes grupos según las generaciones de dichos derechos. A lo largo de estos dos últimos siglos se afianzó de manera gradual, que los titulares de estos derechos son todos los seres humanos, independientemente de las diferencias de raza, sexo, clase social o nacionalidad.

La Declaración universal de la ONU proclama, de manera solemne, que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos. Es decir que todos llegan al mundo con el derecho a un respeto mínimo de su libertad y personalidad.

De esto se sigue que las diferencias en cuanto a rasgos físicos, capacidades y opciones, tienen que ser miradas como contingencias que no afectan esta igualdad substancial, y que no tienen por qué afectar el reconocimiento de todo ser humano como un sujeto en sí valioso, que no puede ser degradado, instrumentalizado o humillado.

Clasificación de los derechos humanos

La clasificación de las principales categorías de derechos por generaciones, constituye una prueba adicional de esta concreción específica de las libertades básicas de acuerdo con el desarrollo histórico y cultural.

Los derechos humanos son derechos históricamente determinados, estrechamente ligados con los problemas y necesidades de una época. No es posible comprender la formulación de la libertad de conciencia y expresión de las grandes revoluciones burguesas por fuera del contexto de las guerras de religión.

Ni es posible comprender de lleno el sentido revolucionario del artículo que proclama la igualdad en derechos y libertades por fuera del contexto de una sociedad en la que existían la esclavitud y el trabajo forzoso.

Clasificación de los derechos humanos
Clasificación de los derechos humanos

No es posible desligar la formulación de los derechos humanos del proceso a través del cual emerge y se afianza la modernidad. Sin embargo, los derechos como un producto de la historia, debería ser matizada y complementada con la idea de unos universales humanos, de unas aspiraciones compartidas por la humanidad en general.

Derechos de primera generación

Los derechos de primera generación, reivindicados por las grandes revoluciones burguesas, abarcan las libertades propias de la tradición liberal.

Libertad de pensamiento y expresión, el derecho a no ser molestado por creencias o prácticas religiosas, el derecho al uso y goce exclusivo de algunos bienes, el derecho de cada ciudadano a escoger su trabajo y a emplear el tiempo libre de manera autónoma, buscando la felicidad a su manera, etc.

Estos derechos están ligados a una concepción negativa de la libertad, concebida como ausencia de toda interferencia en el espacio autónomo del individuo. Pero la primera generación incluye también los derechos políticos o derechos de democracia, que le abren al ciudadano la posibilidad de participar en la actividad legislativa y en la dirección del Estado.

Las declaraciones clásicas del siglo XVIII integran así las dos exigencias de libertad que Benjamín Constant consideraba en cierta medida antagónicas: la participación en el poder (libertad de los antiguos) y la no interferencia del poder en una esfera privada considerada como sagrada (libertad de los modernos).

Derechos de segunda generación

Derechos humanos
Derechos humanos

Con los derechos de segunda generación las reivindicaciones se desplazan hacia el terreno económico y social. Lo que produce también una modificación sustancial en las relaciones entre derechos y poder. Éste deja de ser percibido como algo peligroso y amenazante, para transformarse en la instancia positiva encargada de satisfacer las demandas de salud, bienestar y dignidad de todo ser humano.

Estas nuevas demandas dirigidas al poder estatal, que se empiezan a vislumbrar ya en el curso de la Revolución Francesa, se consolidan con la Revolución de Octubre. Se afianzan de manera definitiva gracias a la Declaración de la O.N.U. y son asumidas como una tarea prioritaria por parte del Estado social de derecho.

Precisamente, la legitimidad de este Estado está a menudo condicionada a su capacidad de asegurar para todos sus ciudadanos el derecho a la vida, al trabajo, a la educación, etc.

Derechos de tercera generación

Los derechos de tercera generación contemplan las exigencias de relaciones pacíficas entre los hombres y de relaciones armónicas con la naturaleza. La voluntad de los pueblos de autodeterminación y de autonomía en el uso de sus recursos, la preocupación por las generaciones venideras.

Estos derechos surgen de los procesos de descolonización y de la toma de conciencia de los peligros del deterioro ecológico generado por una industrialización desenfrenada.

En la actualidad se habla de una cuarta generación de los derechos humanos que está dada por la ciudadanía y las redes digitales.

Conoce la clasificación de los derechos humanos [COMPLETA]
4.2 (84%) 5 votes