Skip to content
Tipos Clasificación

Todo lo que debes saber sobre los textos funcionales

Textos funcionales

Los textos funcionales son el tipo de texto que tiene un carácter práctico, es decir, cuya producción está orientada a un fin útil e inmediato.

No es lo mismo escribir una carta a un pariente o familiar, que escribir un memorando. La carta es un texto de carácter personal, mientras que el memorando es un texto de tipo funcional.

Lo mismo sucede al redactar un reporte científico de investigación que al hacer un resumen o un
cuadro sinóptico de algún texto leído durante el proceso de esta investigación. El reporte de investigación es un texto de tipo expositivo, mientras que el resumen y el cuadro sinóptico son textos de carácter funcional.

Esto también se nota al escribir unas memorias o una autobiografía, que al escribir el currículum vitae. Mientras que las memorias y la autobiografía son textos de carácter histórico y personal, el
currículum vitae es un texto de tipo funcional.

Características de los textos funcionales

La situación en la cual se establece una determinada comunicación (ya sea oral o escrita) es la que determina la intención comunicativa del texto que se emite o produce. Por lo tanto, la función que está destinada a cumplir ese texto. A su vez, de la función comunicativa dependen las características que debe poseer el texto, con el fin de que la pueda cumplir cabalmente.

Los textos pueden cumplir una o varias de las siguientes funciones: referencial o informativa; sintomática, expresiva o poética; apelativa o directiva; fática o relacional y metalingüística.

Textos funcionales
Textos funcionales

Función referencial y apelativa de los textos funcionales

De entre estas funciones básicas del lenguaje, los textos funcionales cumplen las siguientes dos funciones: la informativa o referencial y la directiva o apelativa.

La intención con la que se escriben los textos funcionales es transmitir información, dirigirse a otras personas, hacer referencia a ideas o contextos determinados, darles órdenes, etc.

Ejemplos:

  • Cuando una persona elabora su currículum vítae, está haciendo referencia a las actividades que ha realizado a lo largo de su vida, Por lo general, el currículum se presenta al momento de solicitar un trabajo, y va acompañado de una solicitud de empleo.
  • Cuando haces un resumen, elaboras un cuadro sinóptico o un mapa conceptual, estás haciendo referencia a las ideas del libro que estés leyendo o de las ideas vistas en una clase o curso.
  • En el ámbito laboral, cuando el jefe de un departamento elabora un memorando, se está
    dirigiendo a otras personas de la misma empresa, para informarles o para ordenarles algo. En cambio, cuando hace un oficio, es para dirigirse a personas de otra empresa diferente a
    la suya.
  • En una solicitud, una persona se dirige a otra para pedirle la realización de algo. Puede haber solicitudes de compra, de empleo de trámites diversos, cartas de petición, entre otras.

En los textos funcionales se dejan de lado las otras funciones del lenguaje: la sintomática, expresiva o poética, que es propia de los textos literarios y de algunos textos personales. La fática o relacional, que es propia de los textos personales y conversacionales. La metalingüística, que es propia de algunos textos científicos y otros de carácter personal.

Propósito de los textos funcionales

Textos funcionales memorando
Textos funcionales memorando

Cuando se habla del propósito de un texto, nos referimos a su intención comunicativa; y como ya se explicó, la intención comunicativa depende de la situación comunicativa en la que se produce determinado texto.

Como todos los demás textos, los textos funcionales contienen un mensaje, cuyo propósito depende de la situación comunicativa o del contexto en el que son emitidos. En determinada situación o contexto, una persona (el emisor o enunciador) emite un mensaje que está destinado a otra u otras personas (los receptores, destinatarios o enunciatarios).

Con el fin de entender esta idea más claramente veamos algunos ejemplos:

El propósito de elaborar un currículum vitae depende de la situación en que la persona lo vaya a utilizar; la más común es cuando uno va a solicitar un empleo o trabajo. En este caso, el propósito de este texto funcional es informar al empleador, de una manera rápida y concisa, sobre la historia académica y las actividades laborales o profesionales que la persona ha llevado a cabo. Se trata, pues, de la función referencial o informativa.

El emisor o enunciador es la persona que elabora el currículum vitae; el receptor o enunciatario es la persona ante la cual se solicita el trabajo. El mensaje es la experiencia académica, laboral y profesional de la persona que solicita el trabajo. El contexto es una entrevista de empleo.

Los resúmenes, cuadros sinópticos y mapas conceptuales que uno elabora para estudiar, tienen el propósito de presentar una visión rápida de un conjunto de ideas, con el fin de comprenderlas mejor o de estudiarlas más fácilmente.

En estos casos, el enunciador (emisor) y el enunciatario (receptor) son la misma persona, ya que se trata de textos funcionales que uno elabora para acordarse mejor de una materia o de determinadas ideas.

El mensaje es la síntesis o la visión de conjunto de esas ideas y el contexto es una situación de tipo de estudio.

En el ámbito laboral para informar o comuniar algo dentro de las personas de la empresa, se utiliza el memorando.  En este caso, el enunciador es la persona que elabora el memorando; el enunciatario (o los enunciatarios) son todas aquellas personas a las que va dirigido ese memorando.

El mensaje es el contenido del memorando (se informa, se trasmite alguna norma, se avisa de algún evento, etc.). Y el contexto es una situación de tipo laboral.

Características y propiedades textuales

Ejemplo de textos funcionales
Ejemplo de textos funcionales

En los textos funcionales, externamente todos tienen una estructura específica que podemos percibir al observar su formato según el propósito del texto. Su estructura es variable, la cual depende del tipo de texto de que se trate y su extensión también es variable.

  • La solicitud tiene un propósito distinto del de un oficio porque esta implica una petición
    esperanzada.
  • El oficio se lanza una orden para conseguir algo.
  • Una carta, tiene como propósito poner en contacto con alguna persona, por ello resulta
    un documento más personal y abierto a informar. Cuando se escribe se debe
    ver que por sí misma sea clara y precisa

En todos los documentos anteriormente vistos, sin duda la ubicación de lugar y fecha ocupan un lugar de relieve, pues estos rasgos ayudan a identificar los momentos y los espacios donde los anunciadores han formulado sus textos.

Propiedades de los textos funcionales

Te has familiarizado con diversos textos, a través de la lectura y de la redacción, cada uno con características que los hacen diferentes o semejantes, de tal forma que podemos formar grupos que reúnan las mismas características (tema), es decir prototipos textuales porque hay algo que los une, que son las propiedades textuales.

Las propiedades de los textos funcionales son los tres requisitos que debe reunir o tener y que le permitirán cumplir con el proceso comunicativo ellas son:

  • Adecuación: consiste en adaptar nuestras expresiones, nuestro léxico, nuestra lengua,
    a las circunstancias, a los sujetos a quienes nos dirigimos y a la intención que tengamos al
    enviar nuestros mensajes.
  • La coherencia se refiere al orden que deben tener las ideas, la extensión de los
    mensajes, la agrupación de ideas afines para constituir párrafos.
  • La cohesión es la relación de las ideas en el texto, de manera que constituyan un todo lógico, unido de manera clara; para lograrlo necesitamos del manejo adecuado de los signos de puntuación y nexos gramaticales, entre otros elementos lingüísticos