Skip to content
Tipos Clasificación

Los textos persuasivos como herramienta para convencer al lector

Textos persuasivos

Los textos persuasivos tienen la función de intentar convencer al lector por medio del discurso argumentativo. Es así que la argumentación utiliza las funciones retóricas, con el objetivo de presentar bases sólidas que sean convincentes.

La principal intención es demostrar algo usando razonamientos que logren convencer a otra persona. Entre los principales textos persuasivos encontramos el ensayo, artículos de opinión, anuncio publicitario y político.

Los textos persuasivos

Nuestro mundo está lleno de innumerables formas de escritura, cada una con un propósito diferente. Es imprescindible analizar cada forma de texto que lee para evaluar adecuadamente el contenido y el mensaje. Un tipo de escritura es persuasivo cuando el escrito tiene como objetivo convencer al lector de creer en algo o hacer alguna acción.

Cada discurso de un político o editorial en el periódico es un ejemplo de una forma persuasiva de escritura. Para este tipo de escritos, debe ser capaz de identificar la idea principal, el propósito y la audiencia a fin de poder evaluar efectivamente el argumento del autor.

El primer aspecto del texto persuasivo que debe ser capaz de identificar es la idea principal. Esto se refiere al concepto general o central de la pieza de escritura. Para descubrir la idea principal, hay que pensar en el tema subyacente que es la base de toda la pieza. Si este tema es obvio, entonces has identificado fácilmente la idea principal.

Textos persuasivos
Textos persuasivos

Sin embargo, a veces la idea principal no es tan obvia. En estos casos, hay que revisar el primer párrafo y el último párrafo. Ambos suelen indicar la idea principal de todo el texto.

Por ejemplo, piensa en cualquier discurso que hayas escuchado de algún político. Cada uno comenzará y terminará con el punto principal que quería hacer a los ciudadanos. La escritura más persuasiva hará esto con el fin de captar la atención del lector y luego dejar al lector con la idea principal como pensamiento final.

Muchos blogs son ejemplos de escritura persuasiva. Uno podría comenzar con ‘¿Cómo pueden las tiendas todavía usar bolsas de plástico en la caja?’ y termina con ‘Espero que traigas tu propia bolsa reutilizable la próxima vez que compres’. La idea principal aquí es reducir el desperdicio.

Consejos para escribir textos persuasivos

Escribir textos persuasivos es como ser un abogado argumentando un caso ante un jurado. El escritor toma una posición sobre un tema, ya sea “a favor o en contra”, y construye el argumento más fuerte posible para conquistar al lector.

En un texto persuasivo, es tarea del escritor convencer al lector para que acepte un punto de vista particular o tome una acción específica. Los textos persuasivos requieren una buena investigación, conocimiento de los prejuicios del lector y una sólida comprensión de ambos lados del problema. Un buen texto persuasivo no sólo demuestra que la opinión del escritor es correcta, sino también que la opinión contraria es incorrecta.

Escribir un texto persuasivo
Escribir un texto persuasivo

La escritura persuasiva es una herramienta de la vida moderna. Se encuentra en la publicidad, editoriales de periódicos, blogs y discursos políticos. A menudo, las tareas de redacción persuasivas y los mensajes de prueba se refieren a cuestiones contemporáneas.

Por ejemplo: “La junta escolar está debatiendo si se prohibe o no el uso del teléfono celular en la escuela. Escriba un ensayo que convenza a la junta para que adopte su posición”. Como se muestra en este mensaje de escritura persuasiva, el objetivo principal no es informar, sino persuadir o convencer a una audiencia (la junta escolar) de pensar o actuar con certeza.

El proceso de escritura para textos persuasivos

La fase de preescritura de escribir un texto persuasivo es extremadamente importante. Para escribir un texto persuasivo eficaz, el escritor debe comprender la perspectiva del lector. ¿Está el lector indeciso o inclinado a favorecer a un lado o al otro?

Es necesario hacer una investigación, este tipo de texto depende de evidencia sólida y convincente. Por eso hay que buscar información de varias fuentes, investigar en sitios web y materiales de referencia.

También hay que hablar con expertos y maestros de la comunidad. No hay sustituto para el conocimiento de ambos lados del problema. Hay que identificar la evidencia más convincente, así como los puntos clave para la vista opuesta.

Organizando el texto persuasivo: esquema y estructura

Se debe organizar la evidencia para construir el argumento más fuerte posible. El texto persuasivo comprende varios párrafos:

  • Párrafo introductorio: Capta la atención del lector usando un “gancho”. Da una visión general del argumento. Cierra con una declaración de tesis que revela la posición que debe discutirse.
  • Párrafos del cuerpo: Cada párrafo del cuerpo debe enfocarse en una pieza de evidencia. Dentro de cada párrafo, brinde suficiente información de respaldo.
  • Párrafo de vista opuesto: Describe y luego refuta los puntos clave de la vista opuesta.
  • Párrafo de conclusión: Reformula y refuerza la tesis y la evidencia de respaldo.
Texto persuasivo
Texto persuasivo

Redacción de los textos persuasivos

Al escribir el borrador inicial de un texto persuasivo, es bueno considerar las siguientes sugerencias:

  • El párrafo introductorio debe tener un fuerte “gancho” que capte la atención del lector. Abrir con un hecho o estadística inusual, una pregunta o cita, o una declaración enfática. Por ejemplo: “Manejar mientras se habla por teléfono celular, incluso con manos libres, es el equivalente a conducir ebrio”.
  • La declaración de la tesis no debe dejar dudas sobre la posición del escritor.
  • Cada párrafo del cuerpo debe cubrir un punto separado, y las oraciones de cada párrafo deben ofrecer evidencia sólida en forma de hechos, estadísticas, citas de expertos y ejemplos de la vida real.
  • Considerar varias maneras de hacer el argumento, incluyendo el uso de una analogía, hacer comparaciones o ilustrar con situaciones hipotéticas.
  • No hay que suponer que la audiencia tiene un conocimiento profundo del problema. Definir términos y dar información de fondo.
  • El párrafo final debe resumir la evidencia más importante y alentar al lector a adoptar el puesto o tomar medidas. La oración final puede ser una súplica dramática, una predicción que implica que se necesita una acción urgente, una pregunta que provoque que los lectores piensen seriamente sobre el tema o una recomendación que brinde a los lectores ideas específicas sobre lo que pueden hacer.

Revisión del texto persuasivo

En la fase de revisión, los textos persuasivos se revisan, modifican y reorganizan con el objetivo de hacerlo lo mejor posible. Consideraciones para tener en cuenta:

  • ¿El ensayo presenta una posición firme sobre el tema, respaldada por hechos relevantes, estadísticas, citas y ejemplos?
  • ¿El ensayo abre con un “gancho” efectivo que intriga a los lectores y los mantiene leyendo?
  • ¿Cada párrafo ofrece evidencia convincente centrada en un solo punto de apoyo?
  • ¿Se presenta el punto de vista opuesto y se refuta de manera convincente?
  • ¿La estructura de las oraciones es variada? ¿Es la elección de la palabra precisa? ¿Las transiciones entre oraciones y párrafos ayudan a la comprensión del lector?
  • ¿El párrafo final transmite el valor de la posición del escritor e insta al lector a pensar y actuar?

Si el texto aún no tiene lo que necesita, hay que volver a mirar la tesis. ¿Presenta el argumento más fuerte? Pruébalo escribiendo una declaración de tesis para el punto de vista opuesto. En comparación, ¿la tesis original necesita fortalecimiento? Una vez que la tesis presenta un argumento bien construido con un claro punto de vista del adversario, el resto del texto debe encajar fácilmente.